AGENDA SEMANAL
   Deportes
   Arte y Cultura
   Entretenimiento
   Gastronomía
   Al Aire Libre
   Niños
   Desarrollo Personal
   Eventos Regionales
   Reportajes
   La Revista

 DE ENSENADA PARA EL MUNDO: CULTIVO DE ABULÓN.
Autor: Marcela Danemann
Fotos por: LaVentana.









A partir de ese “vistazo afuera” que sugiere La Ventana edición tras edición; viajamos hasta el Ejido Eréndira, aproximadamente a unos 125 km al sur de Ensenada y sobre la costa del Pacífico de Baja California. Eréndira tiene potencial y tradición ligada con la actividad agrícola y también con la minería, pesca y acuacultura. Motivados por esto último, visitamos la granja de cultivo de abulón, propiedad de la empresa Productores Marinos Baja, S.A de C.V.


_____________________________________________________________



Enrique Vázquez Moreno y su esposa Leticia Badillo Sotelo son los directores de Productores Marinos Baja, S.A de C.V., compañía que comenzó a operar a fines del 2003 y se encuentra ubicada en el Ejido Eréndira en Ensenada, Baja California. Durante el recorrido, ambos Oceanólogos abrieron las puertas de su laboratorio para, paso a paso, explicar el proceso y ciclo vital del cultivo de un preciado molusco: el abulón. “Básicamente, aquí en la granja cultivamos solo tres de las diez especies actualmente existentes de abulón: amarillo, rojo y azul. A pesar de que tenemos los conocimientos científicos y el apoyo técnico, esta tarea tiene mucho de artesanal y requiere gran espíritu emprendedor. Es un proceso delicado que comienza con la producción de la semilla de abulón en laboratorio y a partir de varias etapas de cuidados intensivos y luego de un ciclo de casi cuatro año, se puede obtener el máximo desarrollo y talla del abulón”, comenta Leticia.

En este intento de lograr mejorar la natural condición que los abulones poseen en el mar como su hábitat natural, la producción de abulón de cultivo toma diversos recaudos para mantener exhaustivos controles en términos de temperatura, oxigenación, luz y filtrado de agua. En este laboratorio, se realiza el desove y fertilización; el cultivo de larvas, que en una primera instancia no requieren alimentación; el seguimiento del periodo de maduración y transformación en poslarvas juveniles y también el cultivo de las microalgas marinas que constituyen su dieta esencial, ya que no se les proporciona alimento artificial.

Ver la metamorfosis de estos organismos en el microscopio me produjo cierta euforia. Pero el recorrido explicativo recién empezaba…

Nos dirigimos luego al recinto de pre-engorda y engorda, que se realiza en tanques de cemento con capacidad aproximada de 15 m3 y donde se encuentra implementado un sistema de recirculación continua del agua de mar, con el objetivo de lograr su re-utilización. Allí, nuevamente, se puede apreciar la gran cantidad de alga (conocida como sargazo o cola de zorra), que constituye la base de la alimentación del abulón en su etapa más desarrollada. Observando sus características conchas ovaladas y de gran resistencia, son visibles los pequeños orificios respiratorios, que permiten también determinar la constante evolución y aumento de dimensiones de cada abulón, durante su lento y paulatino crecimiento.

“Hay que considerar que hubo momentos históricos, allá por los 60, en los cuales se ha llegado a registrar que el mar ofrecía 35,000 toneladas de abulón. Hoy el abulón silvestre no llega a 300 o 400 toneladas anuales. Esta sobreexplotación tan elevada de la pesquería trajo consigo la iniciativa de comenzar a proceder a su cultivo. Es un molusco del que se aprovecha la mayor parte, solo se descartan sus vísceras, aunque ya están empezando a investigar sobre su posible aprovechamiento. Aquí manejamos su posterior comercialización en vivo o enlatado y también se intenta obtener una perla de excelente calidad; producción que es parte importante de este emprendimiento. Estamos proyectando poder producir en un futuro cercano aproximadamente 100 toneladas de abulón por año”, agrega Vázquez.

En Erendida hay también otras reconocidas empresas que se han dedicado al cultivo de abulón y todas, junto a ejidatarios y a través de convenios con centros de investigaciones y el gobierno, han fortalecido esta industria que hoy posiciona a esta región de México como consumidora, productora y exportadora de abulón cultivado al igual que lo hace Japón, Corea, China, Sudáfrica o Estados Unidos.

PERLAS NATURALES, JOYAS PERDURABLES.
Luego del arduo proceso que permite obtener luego de casi 3 años un ejemplar de abulón de tamaño adecuado (algo más de 5 centímetros), se procede a realizar cortes específicos para realizar la inoculación. Esta técnica inducida por la mano del hombre, favorece el camino para la creación por parte del abulón, de la sustancia resistente que reconocemos como nácar y que dará origen a la perla. Para esta etapa de cosecha, el abulón posee aproximadamente 10 centímetros de longitud de concha.

De alto valor comercial e indiscutible belleza, las perlas de abulón causan fascinación y un constante interés por parte de coleccionistas en todo el mundo. De más está decir, que son referentes de buen gusto para gran parte del público femenino y para muchos expertos este producto natural, orgánico y único, es también una de las gemas más elegantes.

Sin duda, su valor agregado está dado, implícitamente, por los cuidados que se deben tener para obtener una perla con el nácar adecuado, que garantice su calidad y durabilidad.

En su punto de exhibición y venta ubicado en la zona turística de Ensenada -Baja Pearls-, Leticia y Enrique ofrecen al visitante la proyección de un vídeo donde se documenta en imágenes todo el proceso del cultivo de abulón y ponen a disposición su catálogo de más de 120 modelos exclusivos de joyería artística en oro y plata con perlas de abulón. Artesanos joyeros del interior de la República han colaborado en el diseño de conjuntos, gargantillas, dijes, brazaletes, anillos y accesorios, que resaltan todas las características naturales de las perlas y sus colores tornasolados, brindando como resultado destacadas piezas de joyería y orfebrería. Además, hay una extensa variedad de diseños donde se aplican las conchas en sus diversos tamaños y también se suelen ofrecer directamente como objetos decorativos.

“Amamos las perlas por su belleza y su simplicidad. Creemos que ninguna otra gema es tan elegante y sensual”. Suficiente afirmación para convencerme de que lo innovador, bueno y perdurable, toma su tiempo.

_____________________________________________________________


Productores Marinos Baja, S.A de C.V
Granja de cultivo de abulón.
Para recorridos explicativos y visitas, solicitar cita previa.
T:(646)178.8734


Ver Galeria de fotos

     Ver más reportajes >>
Publica tu evento | Suscribete | Quienes somos | Contacto | Publicidad | Condiciones de uso | Mapa del Sitio
Derechos reservados ® LaVentana de Ensenada 2014. Diseño y Producción Taller Ciruela